Eternamente al gran Javier Henao Hidrón

Y siguen las tristezas liberales. Al lamentable panorama institucional de este partido en la región, la otra luctuosa novedad de los últimos días fue el fallecimiento de un liberal de la talla académica, ideológica, como historiador y jurídica de Javier Henao Hidrón.

Gracias a la siempre diligente forma de ser del colega Jairo Osorio en su calidad de director del Fondo Editorial de Unaula, mi última vivencia con Henao Hidrón fue la lectura del libro que contiene una muy amena, interesante y detallada semblanza del enorme político liberal antioqueño Rafael Uribe Uribe, lo que confirma el permanente interés que siempre tuvo el profesor Henao en promover las más puras ideas liberales.

Durante nuestro inolvidable paso por el siempre recordado periódico EL MUNDO, sus directivas y periodistas sostuvimos con él una grata y productiva relación por sus aportes a nuestra labor informativa y de análisis, y a la del diario.

La definición o mejor descripción del papel en la tierra de Javier Henao, es que fue un abogado egresado de la U. de A., buen profesor universitario, miembro de la Academia Antioqueña de Historia y de la Sociedad Bolivariana de Historia, exmagistrado del Consejo de Estado, autor de obras de contenido jurídico e histórico, y fue un paisa que residió en Bogotá.

Muchos alumnos suyos lo recuerdan como profesor de la Universidad Autónoma Latinoamericana, Unaula, y en su trayectoria como servidor público, entre ellos el abogado y político liberal pensionado Jairo Gallego Berrío, el Marqués de Yolombó.

El Marqués relata que lo conoció cuando era secretario de Tránsito en Medellín y donde dejó como huella el haber uniformado a los guardas de tránsito de azul, la vestimenta actual.

También fue su profesor de Derecho Constitucional a finales de los años setenta en su amada Unaula. “Didáctico y pedagogo como el que más, era apasionado de su cátedra donde dejaba ver amplios conocimientos de la historia de Colombia, como escritor dejó varias obras de Derecho y de historia, las que narraba con pasión”, recuerda Gallego B.

Un detalle de su vida es que era impecable y elegante en su presentación personal, algo vanidoso.

Fue amigo personal del doctor Carlos Alberto Atehortúa Ríos cuando éste fue Contralor General de Medellín y lo trajeron como conferencista sobre la historia de la Constitución en Colombia. 

Jairo Gallego también lo recuerda como visitante de la agradable zona húmeda de Hotel Nutibara y cuando coincidían con otros amigos se ponían a tertuliar y sobresalía como un ameno y excelente contertulio, hombre de muy buenos modales y a quien agradaba escucharlo.

Era seguidor incondicional de Fernando González y Gallego cree que fueron amigos, conocedor hasta el cansancio de la vida del escritor envidageño de Otraparte. Una de sus conferencias versaba sobre las cartas a Simón. 

Escribió semblanzas sobre Bolívar, Gaitán y Uribe Uribe.

Era un buen literato y refinado en el aprecio a las obras de arte y la música.  

No cabe ninguna duda. A la eternidad partió un gran hombre y un jurista inmenso de este mundo, pero quedará en la mente y en las nuevas páginas de la historia.

Lamentable a su larga edad de más de 80 años, sufrió un accidente y lesiones y fracturas que lo fueron minando hasta morir.

Comparte
1 Comment
  • JOHN JAIRO GAVIRIA GÓMEZ
    Posted at 10:46h, 21 octubre Responder

    Muy lamentable el fallecimiento del Doctor JAVIER HENAO HIDRÓN, Hermano de LUZ MARINA,quien fuera nuestra Secretaria en el sector del Liberalismo, “IZQUIERDA LIBERAL”, orientado por el también eximio, Doctor WILLIAM JARAMILLO GÓMEZ ! PAZ EN SU TUMBA! Ya en la política, no van quedando sino, bandidos!

Post A Reply to JOHN JAIRO GAVIRIA GÓMEZ Cancel Reply